Todo sobre Van Gogh Alive en CDMX. ¿Vale la pena?

Actualizado: feb 26

Terminó la espera para muchos fanáticos del pintor. Van Gogh Alive al fin llegó a la Ciudad de México con un cartel impresionante, generando altas expectativas y muchas ansias para quienes anhelaban ver y conocer más de la experiencia inmersiva que promete esta exposición.

Será en la explanada del monumento a la madre, en la alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México, en donde se instalará la exposición digital, desde el 20 de Febrero hasta el 31 de Mayo de 2020. Los boletos pueden adquirirse en línea a través de Superboletos, el costo es de $275 MXN, lo cual se puede considerar un precio medianamente alto para una exposición basada en proyecciones y un recorrido de aproximadamente 40 minutos. ¿Vale la pena?


Lee también: ¿Realmente se cortó la oreja Van Gogh? ¿Qué pasó esa noche?


A pesar de contar con la revolucionaria tecnología SENSORY4TM, la cual combina sonidos, luces y colores para lograr una sensación inmersiva desde un asiento tipo puff, muchas personas en distintos países están de acuerdo en que la experiencia no es del todo agradable. En muchos de los países donde se ha presentado, por ejemplo en Madrid, las reseñas no son las esperadas. En el famoso sitio de viajes y reseñas, TripAdvisor, catalogan a la experiencia como una actividad de ¡únicamente 2 estrellas! ¡Increible! ¿Cierto?


No nos gustó. Supongo que la idea era que te "envolvieras" en la genialidad del pintor pero al final te acabas pasando los 45 minutos mirando a la misma pantalla, tirado en el suelo y en un lugar lleno de gente. Y carísimo. Desde luego, mejor dedicar los 16 euros a otra cosa. - Carlos D. TripAdvisor

Al parecer, la mayoría de las personas concuerdan en que el problema es el espacio, la calidad de las proyecciones, y específicamente los niños dentro de las funciones quienes al correr o gritar dentro de las mismas, hace que no se pueda apreciar del todo la exposición. El hecho de que la gente se detenga enfrente de las imágenes hace que el resto no pueda apreciar las obras al 100%.

Espacios pequeños y muchas personas

Al parecer, otro problema importante es que, aproximadamente cada 40 minutos entra un grupo nuevo de personas a la exposición, pero el grupo anterior no es desalojado, por lo que muchos se van acumulando y los asientos y espacios no quedan disponibles para los nuevos visitantes.


Por si no nos crees, te dejamos el enlace en donde puedes leer las reseñas de TripAdvisor, no sin antes recordarte que siempre es importantísimo que el criterio lo tengas tú mismo al vivir la experiencia.

Obra de Van Gogh

Pero que esto no te decepcione! A los amantes de la obra del famoso pintor seguro no les importara tolerar esto con tal de estar presentes en la que quizás sea la exposición artística más visitada de este año en México y el mundo. Por si las dudas, te dejamos algunas recomendaciones que te ayudarán a sacar el máximo provecho a esta obra:

  • Reservar tus boletos con anticipación y en los primeros o ultimos horarios disponibles para evitar cúmulos importantes de gente.

  • De ser posible, reservar entre semana, en horarios laborales para también evitar la masa de gente.

  • Llevar ropa clara u obscura de un solo tono para poder disfrutar de los cuadros envolviendote.

  • Evitar acudir con niños.


Es importante recordar que esta exposición se ha presentado en países como Madrid, Dubái, Japón, Estados Unidos, Milán, Colombia, Chile, y que presenta más de 900 obras del incomprendido pintor que se cortó la oreja por pasión. Por lo que, a pesar de las posibles contras que puedan existir, es algo que nadie se puede perder.


¡Al menos conseguí selfies envidiables! -Regina H. TripAdvisor

¡Esperamos que este articulo te ayude un poco más a conocer sobre esta esperada obra! ¿Ya fuiste a la exposición? ¿Estas de acuerdo con el resto de personas? ¿Con quién vas a ir? ¡Cuéntanos en la caja de comentarios!

Video de Notimex en Youtube sobre Van Gogh Alive


Ay! Frida

2018 - Ay! Frida - Expande tu mente

Creado con amor.

contacto@ayfrida.com

Todas las fotos son de autoria propia, o sin derechos, obtenidas mediante bancos públicos de imágenes. Créditos siempre a los respectivos fotógrafos/sitios.