Umoja: La tierra sin hombres

Actualizado: 2 de feb de 2019

Umoja es una localidad ubicada en el norte de Kenia, fundada en 1990 por la matriarca Rebecca Lolosoli, como un lugar seguro para las mujeres que sufrían las violaciones de los soldados británicos.

Umoja inicio con 15 mujeres - Imagen de Pixabay

La aldea empezó con 15 mujeres, y luego se fueron sumando más en busca de un lugar en donde pudieran refugiarse de la violencia de género, de los matrimonios forzados a temprana edad, y para mujeres sin hogar; pero por sobre todo, la razón por la que muchísimas mujeres se unieron, fue porque estaban cansadas de la mutilación genital, la cual hacía que niñas de 12 años fueran casadas con personas que podrían ser sus padres, o sus abuelos, y luego realizaban este “ritual” para llevar a cabo una familia.


Cuando una persona llega al lugar, las habitantes de Umoja la reciben con cánticos y bailes. Le dan de probar alguna bebida o comida típica, y la guían bailando y cantando hacia las casas.

¿Es cierto que los hombres están “prohibidos” aquí? No. La matriarca Rebecca, cuando se fundó este asentamiento por primera vez, defendía a las mujeres que iban en busca de ayuda negándoles la entrada a los hombres que iban a buscarlas, enojados por que ellas habían huido. Además, a lo largo de los años, diversos grupos de hombres irrumpían en la aldea en la noche, enojados por que las mujeres habían decidido y habían podido llevar a cabo un lugar tranquilo con casas para vivir y su propio sistema, para destruir las casas de las mujeres quienes las habían hecho a mano, o para llevárselas violentamente hasta su otra aldea, a veces también, solo para golpearlas o ser violentos con ellas.

Los hombres no están prohibidos, sin embargo, no pueden residir en la aldea y la violencia a las mujeres que radican aquí esta completamente prohibida

Estos sucesos han creado el rumor a lo largo de los años, de que Umoja es un lugar en donde el ingreso de los hombres está prohibido, y que sus habitantes odian a los hombres, lo cual no es cierto.


Imagen de Pixabay

“Déjame contarte esto, como una mujer Samburu, tú no tienes derecho. Si tu esposo quiere matarte, tiene el derecho de matarte cuando quiera, porque tú eres como… su propiedad. Y en Samburu, ¿Has oído alguna vez de una aldea de mujeres? No, entonces ellos dijeron “hay que destruir esta aldea ” y nosotras dijimos “No nos vamos a mover, mejor mátenos y hagan una historia de asesinatos matando a todas las mujeres de esta aldea!”

Eso nos cuenta Rebecca, la matriarca quien aún dirige este movimiento.

“Decidimos hacer un pequeño negocio, vendiendo nuestra joyería en la ruta, cuando los turistas pasan, les damos la bienvenida y los invitamos a comprar. Una vez que empezamos a vender, nos enteramos de que algunos hombres golpeaban a las mujeres y se llevaban el dinero”

Rebecca ha podido tener entrevistas en Estados Unidos, y ha conocido a Hilary Clinton, a quien le hizo un collar especial, también dice que Hilary ha sido una inspiración para ellas.


Los niños no están prohibidos en Umoja - Imagen de Pixabay

“Dijimos “¿Qué podemos hacer con este dinero?" Y decidimos hacer una escuela. No es solo para Umoja, es para todas las que están alrededor, incluso la de hombres. Decidimos empezar una escuela, porque creemos que la educación es muy importante. No queremos que los niños sean como nosotros, queremos que tengan una luz en su vida, que tengan buena educación y que sepan qué está pasando en el mundo”

Las mujeres de Umoja siguen teniendo hijos, y ellos pueden vivir en la aldea, mientas sigan las reglas y no traten de dominar a las mujeres a medida que crezcan. Aunque los hombres adultos no pueden vivir en Umoja, las mujeres pueden seguir teniendo novios y verse fuera de la aldea.


Rebecca cuenta que ha estado teniendo menos problemas con los hombres de aldeas cercanas en este último tiempo, pero que las cosas siguen pasando

“Ellos dicen que estoy contaminando su cultura, pero yo se que un día, ellos van a dejar de mutilar a las jóvenes de una vez”


Las mujeres ahora son libres - Imagen de Pixabay

Como los hombres aún siguen irrumpiendo en la aldea para buscar a las mujeres que se unen, las habitantes de Umoja hacen turnos en la noche para protegerse entre ellas, las más veteranas duermen junto a las refugiadas recientes, y así tratan de evitar los ataques.

A partir de 2015, las mujeres de Umoja decidieron cobrar entrada a los turistas, ya que gracias al internet, este lugar comenzó a volverse muy popular entre los viajeros, de esta manera, ellos ayudan a la comunidad.

También se han ido creando diferentes aldeas en Kenia bajadas en la ideología de Rebecca, no todas con las mimas reglas, pero con una base en común: ayudarse entre mujeres.

2018 - Ay! Frida - Expande tu mente

Creado con amor.

contacto@ayfrida.com

Todas las fotos son de autoria propia, o sin derechos, obtenidas mediante bancos públicos de imágenes. Créditos siempre a los respectivos fotógrafos/sitios.